HORÓSCOPO Y ASTROLOGÍA: ¿Tienen base científica?

La ciencia parece haber descubierto la razón por la cual aquellas personas que predicen ciertas situaciones en tu vida podrían estar más cerca de la verdad de lo que crees.

Se especula que el momento en que nace una persona, ese irrepetible segundo en el tiempo, afecta su personalidad. ¿Será que en realidad la astrología es una ciencia que va más allá de nuestro entendimiento?

Pero, ¿qué es la astrología?

La astrología, según Wikipedia –que a su vez recomienda no confundir con la astronomía, que es el estudio de cuerpos celestes del universo–,  es un conjunto de tradiciones y creencias que sostienen que es posible reconocer o construir un significado de los eventos celestes y de las constelaciones, basándose en la interpretación de su correlación con los sucesos terrenales; este paralelismo es usado como método de adivinación.​ Además de la astrología occidental, que ahora es común en Europa y América, la astrología china y la hindú​ o védica también se han vuelto populares en estos continentes;​ pese a que se ha demostrado que todas ellas carecen de validez científica o capacidad explicativa y son consideradas como pseudocientíficas.

Subrayo la frase “carecen de validez científica”, justamente para hacer hincapié en ella, ya que es el tema de debate en este artículo.

¿Y qué es horóscopo?

Nuevamente citamos a Wikipedia: El horóscopo, y la carta natal, en astrología, son métodos de predicción no demostrada basados en la posición arbitraria de los astros en el momento del nacimiento.

Los astrólogos modernos se han esmerado en hacernos entender que la astrología no es magia ni un método de adivinación, a diferencia de lo que algunos creen. Si piensan que se define como una magia, obviamente lo tomarán como charlatanería. He ahí lo interesante. La explicación a la astrología y el horóscopo es sencilla y fácil de entender: Cuando nacemos, los astros se encuentran en una posición determinada, e influyen en nuestra personalidad. Para quienes estudian la carta natal (también conocida como carta astral), estos grandes cuerpos del universo no sólo influyen en nuestra personalidad sino que también en ciertos acontecimientos de nuestra vida, la forma en que se manifiestan, etc.

“La astrología representa la suma de todos los conocimientos psicológicos de la antigüedad.” (Carl Gustav Jung)

¿Pero cómo se explica que el universo influya en nosotros de esa manera?

Se descubrió que la estación en que nace un bebé puede afectar de manera drástica el funcionamiento del reloj biológico de los seres vivos, según un estudio publicado por el blog de Nature Neuroscience en 2010

El efecto, que fue estudiado en bebés ratones, podría explicar por qué la gente nacida en invierno tienen riesgo de tener más cantidad de desórdenes neurológicos, incluyendo desorden estacional afectivo (depresión de invierno), depresión, bipolaridad y esquizofrenia.

Se sabe que el reloj biológico regula el estado de ánimo de los humanos. Si estos efectos producidos en ratones, ocurren también en el ser humano, podría haber un efecto general en la personalidad de la persona.

Douglas McMahon, líder del experimento, enfatiza que, aunque suena a astrología, realmente esto es biología estacional.

Si bien este estudio no habla de la posición de los planetas, sí da a entender que sí influye en nosotros la posición de nuestro planeta Tierra, sin embargo, el Dr. Percy Seymour, miembro de la Royal Astronomical Society, asegura que la influencia de la posición de los astros tiene que ver con el campo magnético del sol y de algunos planetas.

Se ha probado que los campos magnéticos de Júpiter y Saturno, afectan los ciclos solares y el campo magnético de la Luna afecta el de la Tierra. Esto se puede observar directamente en las mareas, los ciclos menstruales y la agricultura.



Se piensa que el efecto recibe señales magnéticas desde el vientre materno a través de su sistema nervioso que podrían influir incluso en la elección del día del nacimiento.

Esto vendría a significar que las características de los signos zodiacales se rigen por el lugar de nacimiento, tal como explica la carta astral, cuyos estudiosos te solicitan no sólo la fecha y hora de tu nacimiento sino el lugar exacto donde naciste (ciudad), para calcular la latitud y sacar un sinfín de cuentas para crear tu carta astral. ¿O sea que un Virgo nacido en Europa no es exactamente igual a un Virgo nacido en América Latina, por ejemplo? Pues parece ser que no.

Ten en cuenta que la astrología no predice nada, sólo habla de inclinaciones y tendencias hacia ciertas cosas. Está en ti tomar la determinación de vivir la vida que quieres. El futuro no está escrito, y todo método de autoconocimiento como el horóscopo, tarot, etc, usados de forma correcta nos habla de probabilidades de que algo suceda, basándose en el presente o en nuestra forma de ser, no es adivinación.

Fuente

Cómo leer Tarot para uno mismo con arcanos mayores

Si te ha gustado este post no olvides darle like y compartir

Facebook
Facebook
Twitter
Google+
https://socialvlad.com/horoscopo-y-astrologia-tienen-base-cientifica
Instagram
YouTube
YouTube
Suscribirse

Comenta con Facebook:

Autor entrada: Agatha

Escribo desde mis intereses, creencias y conocimientos, siempre con la intención de difundir información y mostrarte la otra cara de las cosas, porque no se trata de creer o mantenerse escéptico, sino de saber más.