¿Existen los duendes? Entrevista a un investigador paranormal

duendes realesEsta vez quiero hablar desde mis creencias y experiencia, por lo que la respuesta a esta ancestral pregunta sobre duendes reales es: Sí. Un rotundo sí.

Muchas son las personas que prefieren mantenerse escépticas ante la posible existencia de seres sobrenaturales, sobre todos aquellos que aparecen en cuentos de hadas, historias de fantasía y relatos de dudosa procedencia, sin embargo, aquellos que estudian estos temas, saben de sobra que su existencia es totalmente real. Las razones por la que muchos nunca han podido interactuar con ellos son simples: Puede deberse a su propio escepticismo. Cuando tú no crees en algo, automáticamente lo suprimes y cualquier cosa que te suceda, vas a buscarle una explicación “racional”. Racional desde el punto humano, porque en realidad la existencia de estos seres es más racional de lo que podríamos imaginar. Por otra parte, existen personas que en el fondo sí creen, pero lo niegan por miedo y se cegan ante cualquier situación de índole paranormal.

Duendes reales

En mi caso, me gustaría contar dos sucesos. Uno ocurrió por el año 1998, cuando mi hermana menor era tan sólo un bebé y tomaba una siesta junto a mi madre, quien al despertar y abrir los ojos pudo divisar un ser al que describió como pequeño y con cara similar a un gato y con ojos de gato, agachado sobre mi hermana, observándola. Este ser, al darse cuenta de que mi mamá lo vio, desapareció.

Muchísimos años después, en 2017 durante un desdoblamiento astral vi a uno de estos seres avanzando agazapado intentando pasar desapercibido, sobre mi cama. Lo tomé violentamente, mis dedos chocaban entre sí, no era del todo sólido, era, digamos, como ectoplasma (?), y se asusto terriblemente, no emitió sonido alguno, pero su cara mostraba terror, y sus brazos y manos delgados se movían con desesperación. Tenía el cabello negro rizado, una cara achatada, similar a la forma de un gato, sus extremidades eran alargadas, su cuerpo delgado. Lo solté porque no tenía razón alguna para seguir teniéndolo así, tomando en cuenta que yo no podía hacerle daño, y arrancó igual de rápido que un ratón. Entonces desperté dentro de mi cuerpo.

Primeramente, me gustaría dejarte las siguientes interrogantes

duendes de verdad¿Has visto alguna vez un duende? ¿O una hada? ¿Necesitas verlo para creer? ¿No te bastaría con el relato de una persona que los ha visto o un video? ¿Es necesario creer que esa persona tiene algún problema mental que le causa alucinaciones? ¿Has visto tu mente? No la has visto, ¿cierto? Entonces, ¿por qué crees que la tienes? Porque la sientes, porque eres tú. ¿Por qué crees que tu mente no está enferma? Si vieras algo así, ¿te catalogarías como un loco?

Después de responder a estas interrogantes espero que sigas leyendo, porque te quiero contar el testimonio de una persona muy especial, que desde pequeño ha visto todo tipo de cosas, y que hoy nos cuenta cómo fue su encuentro más potente con uno de estos seres. Disfruta.

¿Cuándo tuviste el primer avistamiento?

Mira, para el año 2003 aproximadamente tuve una primera experiencia con algo similar, que no era un fantasma ni una figura humana típica.

Era de día y yo me dirigía a buscar el biberón de mi hermana menor al dormitorio de mis padres. Cuando ingresé a la habitación, me detengo porque veo movimiento entre unos juguetes. A primera vista pensé que podría ser viento o un ratón, pero me llama la atención “un juguete nuevo”. De repente este supuesto juguete se levanta, medía no más de 30 cm. y yo me asombro, por lo que este ser salta sobre un peluche y logro ver lo delgado de su cuerpo y que tenía una cola larga como de rata y lo que parecían ser orejas en punta. Puede sonar gracioso pero tenía la proporción de un Ken (de Barbie), era de color rojo completo, no creo que haya tenido ropa. En ese mismo momento se baja del peluche y se dirige hacia un estante que había en un rincón. La parte inferior de éste estaba llena de cajas y el ser se metió entre ellas, pero ocurre que no había espacio alguno para que algo pudiera ingresar allí, sin embargo, como si nada se metió bajo estas cajas igual como si fuera de papel.

Como estaba acostumbrado a ciertas cosas raras, me acerqué a tomar el biberón y me fui. Para mí este ser con cola no es un duende, sino más bien una especie de diablillo cuya procedencia no he investigado a fondo hasta el día de hoy, sin embargo ese incidente fue el inicio de una seguidilla de acontecimientos con ese nivel de fantasía.

Ahí es donde entran los duendes

Claro, pero la primera vez que hubo un avistamiento de duende, yo no lo vi. El incidente sucedió mientras jugábamos a las escondidas un amigo, mi hermana menor y yo. Yo y mi amigo nos escondimos dentro del armario de mi dormitorio. De pronto mi amigo comienza a hablarme desesperado. Yo, pensando que había llegado mi hermana y nos había descubierto, no le di mayor importancia, pero minutos más tarde me comentaba muy impresionado que había visto a una persona pequeña que se asomaba a mirarnos, como inquieto sin entender qué hacíamos dentro del armario.


¿Y ese armario tenía algo especial?

Realmente es difícil saberlo, no era un armario antiguo, era moderno, lo había hecho mi padre con restos de maderas extraídas de otras construcciones en desuso, ya que es constructor y solía aprovechar material desechado. Quizá eso tiene algo que ver, no sé la procedencia exacta de esos materiales.

¿Luego de esa primera experiencia es cuando tienes el primer encuentro tuyo personal con un duende real?

avistamiento de duendeExactamente, para una madrugada del año 2007, antes de las 6 a.m., porque todavía no salía el sol. Desperté en la cama y me giro. Para mi absoluto asombro veo en la silla de mi escritorio (de las típicas sillas con rueda que se usan en los computadores), un ser muy pequeño sentado bajo ésta, sobre el soporte de las ruedas, si se puede decir así, que llevaba un sombrero de paja hilachoso puntiagudo, vestía una camisa de manga larga color café rojizo y pantalón de la misma tonalidad. No recuerdo si tenía zapatos. Como entraba un poco de luz por el ventanal, podía ver su atuendo en la penumbra.

Además, este pequeño ser jugaba con tres esferas luminosas como neón, pero transparente, una verde, una morada y una azul. Todas brillantes. Él las hacía girar arriba de su mano y gracias a esa luminosidad le pude ver el rostro. Era arrugado, tenía nariz larga y mentón en punta, sus ojos muy achinados. No pude ver sus orejas, bajo el gorro tenía un pelo rizado oscuro, quizá negro.

Esto duró un par de segundos, me sorprendí y emití un sonido, por lo que este ser se asustó y giró su cabeza para mirarme, entonces salió arrancando hacia el armario de mi habitación, el mismo donde tuvo lugar el primer acontecimiento. Antes de llegar al armario, se lo “traga” una luz blanca. Las esferas siguieron girando y subieron hasta el techo y de golpe lo atravesaron. Después de eso esperé el amanecer con la luz encendida. Ese fue el encuentro más potente hasta ahora con un ser de esta categoría.

aparición de duende

Y su piel y ojos, ¿de qué color eran?

Era como moreno verdoso, difícil de describir, no vi el color de sus ojos.

¿Y cuál fue el siguiente encuentro con duendes?

duende cara de gatoNo sé si lo que volví a ver eran duendes porque no eran iguales. Los vi incontable cantidad de veces, eran unos seres muy similares, no sé si son duendes de otra raza, porque la verdad es que me he dedicado a investigar fenómenos paranormales de otra índole, no sé mucho de duendes o hadas, pero yo les llamo vulgarmente “los hombres gatos”. Estos seres, que son como duendes, tienen una diferencia en su cara, de aspecto gatuno. Hay ilustraciones en internet donde los presentan como duendes.

¿Y cómo se manifestaban estos “hombres gatos”?

Es siempre lo mismo, se asoman detrás de las puertas o los muebles y observan. Los veo de reojo, al mirarlos de frente se esconden, a veces pasan corriendo muy rápido, como arrancando.

Para los que se pudieran preguntar, ¿utilizaste alguna sustancia alucinógena durante ese tiempo?

El 2007 yo tenía 14, todavía no conocía la yerba ni nada por el estilo.

Duendes en video

A continuación te dejo un compilado de videos de supuestos duendes reales captados en cámara. Pueden ser bromas, efecto visual, trucos digitales. Nunca lo sabremos.

¿Tú qué opinas? ¿Tú qué crees? Comenta

 

Test Tibetano de la Personalidad, del Dalai Lama
El alucinante Museo de los Warren

Si te ha gustado este post no olvides darle like y compartir

Facebook
Facebook
Twitter
Google+
https://socialvlad.com/existen-los-duendes
Instagram
YouTube
YouTube
Suscribirse

Comenta con Facebook:

Autor entrada: Agatha

Escribo desde mis intereses, creencias y conocimientos, siempre con la intención de difundir información y mostrarte la otra cara de las cosas, porque no se trata de creer o mantenerse escéptico, sino de saber más.