El Vampiro de Highgate

 

¿Existe o existieron realmente los vampiros? Una interrogante que, a pesar de las muchas obras literarias y cinematográficas que existen alrededor de ella, no se ha podido responder. La leyenda en torno a los vampiros está rodeada de mitos, creencias, asiduos al tema y escépticos que cada vez que pueden, abren el debate sobre la existencia de estos seres y la veracidad de la gran cantidad de testimonios acerca de ellos. En esta ocasión te invito a conocer una leyenda urbana, que promete no ser sólo una leyenda, sino un hecho real.

El caso que horrorizó a Inglaterra

Especialmente a los vecinos de Highgate, área ubicada al norte de Londres, en cuyo cementerio habitaba un supuesto vampiro durante la década de los setentas.

A fines de los años sesentas, un grupo de jóvenes interesados en el ocultismo, comenzó a frecuentar el cementerio Highgate, iniciando rápidamente el caso una noche de diciembre de 1969, cuando David Farrant, uno de sus miembros, decidió pernoctar allí, como relataría muchos años más tardes en 1991, divisando durante su estancia una figura gris.

“Mi primera reacción fue que era tan real, que automáticamente pensé que era alguien disfrazado o que quería bromear por las historias de vampiros que aparecían en las noticias. Lo vi entre las ramas, pero en cuanto me asomé, pude notar que algo estaba parado allí y que emanaba un sentimiento no de mal, sino de amenaza. Todo ocurrió muy rápido, cuatro o cinco segundos, y sentí como que, fuera lo que fuera, me llenaba de energía. Es difícil de explicar, y de repente simplemente desapareció.”

Sean Manchester y David Farrant

Otro hombre llamado Sean Manchester, quien se autodenomina Obispo caza vampiros, aseguró a través del Hampstead and Highgate Express en febrero de 1970, que la figura correspondía a un “vampiro rey de los muertos vivientes”, describiendolo como un noble medieval que había practicado la magia negra en la Valaquia medieval (Rumania). Éste habría sido llevado a Inglaterra por sus seguidores a principios del siglo XVII, quienes habrían comprado para él una casa en West End, enterrándolo en el sitio que más tarde se convertiría en lo que ahora es el Cementerio de Highgate. Además, afirmó que los satanistas modernos le habían despertado. Más tarde aclararía que la referencia a “rey vampiro de Valaquia” no era más que un adorno periodístico, sin embargo, no presentó ninguna prueba a favor de su teoría. Más tarde, en marzo del mismo año, Farrant comentaría haber visto zorros muertos, a lo que Manchester se unió, dejando ese hecho como única evidencia de un caso que se tomó como vampírico.



Ese mismo mes, Manchester dijo que cazaría al vampiro el día 13. Se realizaron diversas entrevistas tanto a él como a Farrant ese mismo día. Esa noche, una multitud de “cazadores” londinenses se abalanzaron contra el cementerio para capturar al vampiro, sin embargo no pudieron perpetrarlo.

Años después, Manchester contó que aquella noche junto a algunos compañeros se internaron en el cementerio sin ser vistos por la policía. Ingresaron a través de rejas dañadas de un cementerio contiguo y trataron de abrir una catacumba a la que una chica en estado de trance le había guiado anteriormente, pero no pudieron abrirla. Por esta razón, bajaron por una cuerda a través de un orificio en el techo para buscar ataúdes vacíos en los que poner ajo, y rociar con agua bendita alrededor.

En el mes de agosto del mismo año la policía encontró a Farrant deambulando cerca del cementerio de Highgate durante la noche, llevando consigo un crucifijo y una estaca de madera. Fue arrestado y posteriormente puesto en libertad.

En la actualidad tanto Farrant como Mánchester mantienen sus versiones, incluso tienen una especie de disputa en torno al tema.

En 2016 se especuló sobre el regreso de este vampiro. Diversos testigos aseguraron haber visto a un hombre en traje victoriano y sombrero flotar y pasar por sobre las puertas cerradas del cementerio. Tiempo después comenzó a circular esta fotografía, en la cual se supone que podría aparecer el famoso vampiro.

Poco tiempo después se encontró el cadáver de una mujer decapitado y drenado cerca del cementerio. El vampiro nunca más volvió a ser visto, ¿o sí?

En 2015, Declan Walsh, un antiguo vecino del lugar, recordó haber visto al vampiro caminar a través de las rejas cerradas una mañana de noviembre de 1991 a eso de las 6:30 a.m., mientras se dirigía al trabajo. En su relato describe que lo vio aproximadamente a unos 200 mts, que era “extremadamente alto, casi 1.90mts, y muy delgado. Vestía una larga capa negra tipo abrigo y un sombrero. Su ropa parecía victoriana y era toda negra. Además, llevaba un pequeño paquete. Sea como sea, caminó hacia la puerta de entrada, las cuales estaban cerradas, y las atravesó. Quedé helado”.

Esta leyenda urbana vivirá para siempre en el recuerdo de los habitantes de Highgate, archivado entre los casos más interesantes y televisados de aquellos investigadores paranormales y caza misterios, pero nunca podremos saber si todo esto es real o cierto. Juzga tú mismo.

¿Crees que haya existido el Vampiro de Highgate o crees que es sólo un cuento?

La Momia de Manchester

Si te ha gustado este post no olvides darle like y compartir

Facebook
Facebook
Twitter
Google+
https://socialvlad.com/el-vampiro-de-highgate
Instagram
YouTube
YouTube
Suscribirse

Comenta con Facebook:

Autor entrada: Agatha

Escribo desde mis intereses, creencias y conocimientos, siempre con la intención de difundir información y mostrarte la otra cara de las cosas, porque no se trata de creer o mantenerse escéptico, sino de saber más.