Cómo lidiar con personas tóxicas

En psicología existen personas a las cuales se les denomina “tóxicas”, ya que son seres que tienen la capacidad de echar a perder buenos momentos, bajar el ánimo de las demás personas, y en casos más complicados, echar a perder la autoestima, generar un trauma psicológico o incluso destruir la vida de una persona.

Si llegaste aquí por casualidad, es probable que se te haya venido a la mente alguna persona con esas características. Por el contrario, si estás buscando esta información inspirado en algún personaje desagradable en tu vida, es probable que hayas confirmado tus sospechas.

¿Pero, cómo l@ identificamos?

Este tipo de personas cumplen con todos o algunos de estos patrones:

  • Siempre se quejan, incluso de cosas sin importancia
  • Culpa a los demás de sus problemas y no asume su culpa o responsabilidad
  • No toman soluciones porque no quieren, en el fondo son adictos a sus problemas porque así pueden quejarse.
  • Critican por todo a los demás, en su cara y a sus espaldas
  • No son alegres, se ríen en contadas ocasiones y tienen un humor más que nada burlesco
  • Mandan a los demás al psicólogo. Todos tienen problemas mentales menos él o ella
  • Mientras más confianza le das, más tóxico se pone
  • Son orgullosos y autoritarios, les gusta controlar y abusar del más débil (quien según él o ella esté “más abajo” en jerarquía laboral o familiar, estrato social, etc.)
  • Manipula y te mantiene confundido
  • Se hace la víctima, sobre todo si alguien reacciona molesto a su forma de ser
  • Puede ser mentiroso y falso
  • Suelen ser envidiosos, celosos, inmaduros

“El descalificador tiene como objetivo controlar nuestra autoestima, hacernos sentir nada ante los demás, para que de esta forma él pueda brillar y ser el centro del universo.”  (Bernardo Stamateas)

¿Cómo lidiar?

Te explicaré cómo puedes -intentar- lidiar con personas tóxicas si realmente estás obligado -bajo alguna fuerza poderosa- a ver a esa persona, pero te diré que hay sólo una solución a tu problema: ALÉJATE.

Sí, alejarse es la única solución sana, ¿y sabes por qué? Porque viniste a este mundo a vivir una cantidad de años y tu tiempo corre, pasa, y no querrías gastarlo soportando personas así, y porque tienes 4 opciones y debes elegir una de ellas. Juzga tú mismo:

1.- Mantener una relación de total discordia

Esto puede acarrear graves problemas. Este tipo de personas no se dan por vencidos fácilmente. Si te dispones a discutir con esa persona te va a ganar por experiencia, es un experto en echar leña al fuego y no puedes apagar el fuego con bencina. Así que, si has estado planeando hacerle frente y dejarlo callado no te lo recomiendo. Puede pasar a mayores y generar un conflicto aún peor, sobre todo si se trata de una persona violenta o si a ti te cuesta trabajo mantenerte sereno.

2.-Esforzarte -en vano- por mantener una buena relación.

Hacer esto te ayudará a mantener la paz momentáneamente, pero esa persona te mantendrá mal de ánimo, irá apagando poco a poco tu energía positiva. Podría llegar a anularte, bajar tu autoestima y causarte serios problemas psicológicos porque para que esa persona se mantenga feliz o tranquila tienes que sacrificar tu integridad psicológica soportando maltratos, desprecios, humillaciones, comentarios malintencionados, entre otros. Definitivamente no es buena opción.


3.- Que esa persona busque ayuda profesional

Esta es una opción muy sana, pero muy poco probable de realizar, ya que depende casi en 100% de la persona. El primer paso es reconocer el problema y es muy difícil que lo haga, comenzando porque no tiene la menor idea, lo más probable es que jamás se haya visto a si mismo como alguien tóxico y piensa que su forma de ser es normal, sobre todo si nunca nadie se ha atrevido a decírselo.

Puedes dar el paso y decírselo tú si tienes la suficiente confianza, aunque te arriesgas a tener problemas, sin embargo es una buena opción si esa persona es un ser realmente querido para ti.

4.- Alejarte

Alejarte del todo o la mayor cantidad de tiempo posible. Quizá ya lo has pensado y estés a punto de tomar la decisión o quizá crees que no puedes, pero si esa persona no es alguien importante para ti lo mejor es alejarse. Es la forma más sana de vivir para ti y también para la otra persona si es que no quiere hacer terapia.

Fuera de esta lista numerada, te dejaré un par de opciones más que no será fácil pero nada es imposible: Adoptar una actitud muy positiva, decidir ser feliz y que el universo conspire a tu favor para que esa persona cambie, te topes menos con ella, o simplemente se aleje sola si no logras tomar la decisión (es lo que algunos llaman ley de atracción).

Además, si tienes suficiente fuerza mental y espiritual para cargar con esto, puedes ayudar a esa persona, investigando sobre terapias para personas tóxicas, haciendo que vea el mundo de otra forma, sanando las heridas que le hacen actuar así. Generalmente su problema nace de una frustración muy grande. En otras palabras serás su propio “psicólogo” actuando de forma encubierta (no debe darse cuenta que intentas ayudarlo). No es algo que yo recomiende, ya que puede desgastarte más de la cuenta y hacerte mal.

Ahora, te dejaré algunos consejos rescatados de distintas fuentes para hacer frente a esa persona cuando no tienes más opción:

1.- Intenta no entablar tema de conversación con esa persona para evitar su ataque. Si te empieza a atacar, no te molestes, esfuérzate por comprender que tiene un gran problema y toma sus palabras a la ligera o simplemente ignóralo. No le des vuelta al tema de conversación que haya iniciado, no te dejes llevar por su ataque. Seguramente quiere que discutas y luego hacerse la víctima, ojo. No le des la contraria, simplemente asiente a su conversa, lo más probable es que se aburra “de hablarle a la pared”, pero también corres riesgo de que se moleste y te empiece a cuestionar por qué no te interesa la conversa. En ese caso, dale respuestas cortas: sí, no, ojalá, qué mal, qué bueno. Intenta que no sean respuestas como: no creo que tengas razón, pienso diferente, etc. Esa persona no está preparada para que opinen diferente, alargará más la conversa intentando, no convencerte, sino obligarte a pensar igual.

2.- Mantener firme tus decisiones y tu opinión sobre tus cosas, sobre tu vida, sobre tus hijos, etc. Al principio se va a molestar, pero con el tiempo él sólo se va a ir alejando cuando sepa que contigo no se puede. En otras palabras, ponle límites. No puede decidir qué adornos tendrás en tu casa, o si debes cambiar tu forma de vestir, o que te peines para el otro lado, o que tus hijos vayan a tal colegio, etc. Esto se da mucho con familiares cercanos, y si no haces lo que dicen se molestan. Bueno, si a esa persona le molesta que uses tu derecho a ser libre, es su problema.

3.- No reacciones de forma agresiva ante sus insultos, humillaciones o críticas. Responde como si no te interesara. Sus ataques suelen componerse de un comentario u opinión + afirmación negativa + frase que indique que el problema eres tú + insulto camuflado (su orden puede variar). Y lo hace de forma tal que no parezca ataque, incluso se auto denomina una persona franca por “decir la verdad”. Para destruir su ataque, ríete de su comentario, tómalo a la ligera, haciéndole ver que es sólo su opinión. Haz como que entendiste diferente. Ej: Si te dice que estás haciendo algo mal, en lugar de decirle que está equivocado, o que tú estás en lo correcto, o demostrar tu molestia y aceptar su crítica, dile algo así como “Ah, no te preocupes”.

Ejemplos de frases tóxicas:

“Qué mal te ves hoy, no me gusta esa ropa y ese pelo que tienes, tú eres un descuidado”

  • Comentario u opinión: Qué mal te ves hoy
  • Afirmación negativa: No me gusta esa ropa…
  • Frase que indica que el problema eres tú: …y ese pelo que tienes
  • Insulto camuflado: Eres un descuidado

“Eres un tonto, eso que intentas hacer no se hace así, no tienes idea de cómo hacerlo, te está quedando feo”

  • Insulto (no tan camuflado): Eres un tonto
  • Comentario u opinión: Eso que intentas hacer no se hace así
  • Frase que indica que el problema eres tú: No tienes idea de cómo hacerlo
  • Afirmación negativa: Te está quedando feo

En ocasiones puede rematar la frase con un “me preocupa”, “me da pena por ti” o “lo digo en buena, no es para que te sientas mal”. Ese es un escudo que utiliza sobre todo si ve que te cambia la cara, para manipularte y que no hagas un contraataque.

4.- Síguele la corriente en cuanto a sus quejas, pero no caigas en su juego. Si te dice “Estoy harto de este trabajo, todos los jefes son estúpidos, nadie sabe hacer su trabajo aquí”. No le digas que tiene razón, pero tampoco le digas que no la tiene. Si le dices que tiene razón te transformarás en cómplice de sus críticas. Si le dices que no tiene razón se genera el conflicto. Dile algo así como: “Bueno, hace años trabajé en otra empresa y la gente solía decir lo mismo que tú”, o “De hecho, hoy estuve leyendo un artículo sobre trabajo en equipo y tocaban un tema similar al que tocas”. Esta persona no espera este tipo de desvíos en las conversaciones, como no sabe qué hacer, puede que termine rápidamente la conversación o se desvíe para otros temas. Si haces esto constantemente, esta persona evitará quejarse contigo porque no le sirve.

5.- Contraataca, sirve con los menos conflictivos. Ejemplo: La persona te dice “He notado que estás muy delgado, tienes que ir a verte con un médico, no me gusta cómo te ves, me preocupas, un amigo mío se murió por eso, empezó igual que tú, aunque él era guapo, claro.” Esta persona está proyectando un problema suyo en ti y descargando sobre ti su frustración. Te está dando una opinión que no pediste, te está intentando controlar enviándote a un médico, te dice que no le gusta como te ves, y luego viene la manipulación con “me preocupas”, y ataca más fuerte para meterte miedo “un amigo mío se murió por eso, empezó igual que tú” y remata con “aunque él era guapo, claro”, para tirar tu autoestima al suelo. ¿Lo más divertido? Siempre has sido igual de delgado y nunca estuviste enfermo, pero de pronto esta persona empieza a fantasear con eso porque necesita alguien para derramar su veneno.

No caigas. Dile con una sonrisa algo como “Ah, sí… de hecho bajé un par de kilos el mes pasado, pero subí uno este mes, mi médico dice que estoy bien y obviamente tiene razón porque es un profesional. Él me enseñó a acelerar el metabolismo, por eso no engordo, si quieres te envío información acerca de eso, te puede servir”. Le dijiste indirectamente que su opinión no tiene validez porque no es profesional y que está pasado de peso. No digo que estar pasado de peso es algo malo, pero probablemente para esa persona lo sea, y para no seguir recibiendo esa clase de respuestas, probablemente se aleje.



6.- Si esa persona tóxica es envidiosa, celosa, chismosa, etc., evita contarle cosas que provoquen en él o ella más envidia, más celos, chismes, etc. Una forma de bajar la intensidad de sus emociones es bajarle el perfil a las cosas. Ej: Te compraste una casa hermosa y esta persona va y te dice “Así que te compraste una casa nueva, ¿no te de pena dejar a tu mamá sola en ese barrio?” (te está trabajando la culpa). Dile algo como: No, hacía tiempo que la tenía ahogada, seguro ya quería estar sola, y la casa, bueno, está bonita pero no es exactamente lo que quería, de hecho hay varios arreglos que debo hacer”. Listo, adiós envidia, y ya no puede restregarte ninguna culpa. Lo mismo aplica para los celos. Si esa persona es tu pareja y te dice algo como “Así que estabas conversando con esa chica del almacén… es bonita ¿no?”. Dile “Sí, pero es un poco torpe”, por ejemplo.

7.- Responde con una broma. Esa persona te dice: “Eres un mentiroso, me dijiste que harías tal cosa y no has cumplido, no vales nada”. Puede que tengas razones para no haber cumplido “x” cosa. Te molestan sus palabras porque no eres un mentiroso, quizá aún ni se cumple el plazo para cumplir tal cosa, y encima te rebaja diciéndote que no vales nada”. Dile con risa algo como “Justamente eso mismo me decían mis profesores cuando decía que iba a presentar el trabajo y luego no llegaba”. La persona se aburrirá de tu extraño sentido del humor.

8.- Si esa persona es de los que no atacan verbalmente, pero te esconde cosas, te bota tus cosas, se mete en tu cuarto, te cambia tus cosas de lugar, toma decisiones por ti, etc., haz como que no te importa, y vuelve las cosas a su lugar. ¿Te hizo una cita con el médico? Simple, llama al médico y dile que no podrás ir y la cancelas, después de darle las gracias, pero no dejes que te obligue a hacer lo que él o ella quiere. Que sepa que a ti no te puede manejar.

9.- Con personas muy conflictivas, a veces e bueno darles un poco de razón y contarles algo mucho peor. Si te dicen que su día fue horrible y te enumeran cada una de las formas en que el universo conspira en su contra esperando que te sientas mal, que prácticamente asumas esa culpa porque si sigues como si nada acaba enojándose, dile algo como “Qué mal que te pasó eso, pero fíjate que leí una noticia de una chica que le pasó lo mismo que tú, pero en la noche encontró a su familia muerta”. No se quejará más en un buen rato.

10.- Por último te dejo este tip, que es una idea para proteger de alguna forma tu energía. Hazte una broma interna, por ejemplo, cuenta las veces que esa persona te hace un comentario insoportable. Si tienes algún amigo en tu misma situación, ya sea con la misma persona u otra, hagan competencia de quién es más insultado durante el día. Puede ser buena idea para generar un ambiente de humor y verle la parte divertida a este problema, sólo para permanecer vibrando en buena frecuencia y que esa persona no te amargue la vida.

Ojo, estos consejos son para cuando no te queda más remedio que relacionarte con estas personas, no es sano mantenerte así en el tiempo, lo mejor es cortar de raíz el problema como expliqué más arriba.

De seguro hay más tips que te pueden ayudar. Puedes encontrar muchos videos explicativos sobre este tema en Youtube y te insto a que investigues. Te felicito por sobrevivir de la mejor manera a esa persona y buscar ayuda, no estás haciendo algo fácil. ¡Que tengas suerte!

Imagenes: pixabay.com

ABORTO: Un tema que aún genera controversia
Las bondades del té verde

Si te ha gustado este post no olvides darle like y compartir

Facebook
Facebook
Twitter
Google+
https://socialvlad.com/como-lidiar-con-personas-toxicas
Instagram
YouTube
YouTube
Suscribirse

Comenta con Facebook:

Autor entrada: Agatha

Escribo desde mis intereses, creencias y conocimientos, siempre con la intención de difundir información y mostrarte la otra cara de las cosas, porque no se trata de creer o mantenerse escéptico, sino de saber más.